reflujo gastroesofagico

Reflujo gastroesofágico y problemas respiratorios

El reflujo gastroesofágico en el niño es muy habitual en los 4 primeros meses de vida, y puede prolongarse hasta después del año de vida. Consiste en el ascenso retrógado de contenido gástrico que se produce de manera involuntaria y sin esfuerzo.

Este contenido que proviene del estómago, puede ser variado, está compuesto por ácidos producidos por la mucosa gástrica y en ocasiones se le añaden secreciones biliares o pancreáticas que provienen del duodeno. A veces va acompañado de restos de alimentos y otras no.

Estas sustancias puede irritar e incluso lesionar la pared del esófago y/o de las vías respiratorias, ya que no están diseñadas para entrar en contacto con estas sustancias ácida. Si este contacto se prolonga en el tiempo y no se trata, cada vez se produce una mayor inflamación y un incremento de los síntomas.

Pero ¿Cuáles son los síntomas de reflujo gastroesofágico en bebés?

  • Bocanadas de líquido procedente del estómago al exterior expulsadas por a boca o la nariz, que ocurren después de las tomas incluso horas después de haber comido.
  • Llanto repentino, persistente y con irritabilidad marcada que puede incrementarse después de las comidas o al estirarlo boca arriba
  • Arqueo de tronco hacia detrás y de cuello cuando esta tumbado
  • Rechazo a la comida, arcadas abundantes o necesidad de ingerir alimento constantemente.
  • Dificultades para dormir
  • Hipersecreción mucosa
  • Tos persistente
  • Infecciones respiratorias de repetición: otitis, bronquitis, neumonías
  • Estacionamiento de la curva ponderal o pérdida de peso
  • Rumiación ( parece que esta masticando)
  • Mal aliento (halitosis)

Reflujo grastroesofágico infantil Fisiopulmonar 01

No tienen porqué estar presentes todos los síntomas, dependerá de la gravedad del reflujo, los niños que tienen alteraciones del peso y la talla y además síntomas respiratorios tienen peor pronóstico ya que tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad por reflujo gastroesofágico y las medidas dietéticas y posturales no surtirán efecto.

Repercusiones del reflujo gastroesófagico a nivel respiratorio.

Se relaciona a través de varias vías:

  1. Mecánica: microaspiraciones de contenido del estómago hacia el aparato respiratorio que provocan una irritación directa.
  2. Nerviosa: debido a la irritación de la mucosa del esófago se produce una irritación del nervio vago, lo que aumentara la producción de moco y estimula el broncoespasmo.
  3. Química: Se produce el fenómeno inflamatorio mediado por la hiperreactividad de broquial secundaria al reflujo gastroesofágico.

Tenemos que mencionar también que en otros casos es la enfermedad respiratoria la que puede causar el reflujo gastroesofágico. Un aumento de la presión dentro del abdomen debido a una tos persistente y mal funcionamiento del diafragma, puede alterar el equilibrio entre las presiones de tórax y abdomen que mantienen estable la integridad del esfínter esofágico inferior, que es la válvula que impide el retorno de material del estómago hacia el esófago

Reflujo grastroesofágico infantil Fisiopulmonar 02

¿Cómo se diagnostica?

El método más recomendable para el diagnóstico es la Ph-metría esofágica de 24h. La prueba mediante el contraste baritado es poco específica y si sale negativa no descarta el reflujo. Se deben realizar una historia y exploración física completa. Se preguntará por la relación entre los síntomas y las comidas, cambios de posición, regurgitación, vómitos, dolor en zona epigástrica. Es importante la presencia de síntomas respiratorios de predomino nocturno que mejoran durante el día.

¿Cómo se trata?

El tratamiento médico habitual incluye medidas posturales, dietéticas, farmacológicas (procinéticos que estimulan el vaciado del estómago y antiácidos) y en casos severos la cirugía.
Además de esto la fisioterapia respiratoria ayudará mucho en los casos en que la enfermedad respiratoria es la causa o agrava el reflujo gastroesofágico curando o estabilizando el problema respiratorio.
Por otro lado, cada vez más, se está aceptando por sus buenos resultados el tratamiento mediante terapia manual de alteraciones viscerales funcionales, es decir cuando la anatomía del paciente está íntegra pero sin embargo su función no es correcta. Este tipo de terapia no presenta efectos secundarios como ocurre con algunos fármacos y constituye una opción terapeútica que en caso de ser necesario se puede combinar con el tratamiento farmacológico ayudando a que sea más efectivo y por tanto se necesite menos dosis o se prolonguen menos en el tiempo.

En el siguiente post hablaremos del tratamiento manual del reflujo gastroesofágico.

Si este artículo te ha resultado interesante o simplemente quieres dejarnos tu aportación, te invito a que utilices el hilo de comentarios. ¡Gracias! – Almudena Gil

Author Info

Almudena Gil

1 comentario

  • Natalia Rodríguez

    Importante el cuidado de este reflujo en los bebés, a alimentación adecuada es fundamental, además puede ser peligroso si no se le vigila al niño en la cuna.

Publicar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: