mi bebe respira por la boca

¿Qué pasa si mi bebé respira por la boca?

Mi bebé respira por la boca, ¿que pasa? La manera correcta de respirar es por la nariz no por la boca. Respirar por la boca recibe el nombre de respiración oral y es un hábito inadecuado.

La respiración oral o respiración bucal es especialmente perjudicial en bebés menores de 6 meses, ya que a esta edad los bebés son respiradores nasales obligados debido a su condición de lactantes, es decir para succionar es necesario que la boca estés sellada o bien contra el pecho de la mamá o contra el biberón, a la vez que succionan y tragan van respirando por la nariz.

Que el aire pueda entrar por la nariz es fundamental para que exista una buena coordinación entre respirar-succionar-tragar, de lo contrario el bebé necesitará hacer más pausas en sus chupadas, desenganchándose del pecho. Esto provoca un ritmo inadecuado de la frecuencia de succiones y puede afectar a la producción de leche materna, ya que el pecho no se verá estimulado de la manera adecuada o bien el agarre puede ser superficial y provocar dolor en la madre o la aparición de grietas en el pezón, todo esto suele conducir a un destete precoz. Además, aunque el bebé tome biberón los atragantamientos durante la succión serán mucho más frecuentes y tragará más aire, con las consiguientes molestias durante la digestión.
La respiración oral no es sólo perjudicial para los bebés pequeños si no también para niños y adultos. No obstante corregir el hábito de respirar por la boca en una edad temprana será clave para el correcto desarrollo de la forma de la cara, la forma del paladar, la posición de los dientes e incluso su postura corporal.
En primer lugar, es importante saber qué es lo que causa este tipo de respiración.

¿Por qué un niño respira por la boca y no por la nariz?

  • Hipertrofia adenoidea y/o amigdalina. Es decir, que lo que de forma común llamamos vegetaciones y anginas sean demasiado grandes lo que obstruye parcial o totalmente el paso de aire a través de la nariz.
  • Congestión nasal. Los niños pequeños no saben sonarse o no lo hacen con la fuerza suficiente, además en estas edades los resfriados son muy frecuentes. También puede deberse a diversos tipos de rinitis o procesos alérgicos.
  • Tabique nasal desviado u otras alteraciones de la zona nasal que impliquen obstrucción.
  • Malos hábitos orales como la succión del pulgar o de objetos, o el uso prolongado del chupete.
  • Intolerancias alimentarias, que pueden producir hipertrofia en las vías respiratorias, generando una obstrucción.
  • Maloclusiones dentales. Ciertas mordidas pueden propiciar que el niño pase mucho tiempo con la boca abierta.
  • La hipotonía o debilidad de los músculos de la cara. Esto sucede en ciertos casos como en los niños con síndrome de Down, los prematuros o por retrasos madurativos.

bebe dormido respira por la boca

Consecuencias para el niño de realizar una respiración oral

  • Tos seca o tos nocturna.
  • Incapacidad respiratoria.
  • SAHOS: Sindrome de Apneas/ hipoapneas obstructivas del sueño
  • Cara Adenoidea: estrecha y alrgada con marcadas ojeras, poco desarrollo de los pómulos que parecen hundidos, pliegue nasolabial alargado, paladar estrecho y alto, lengua en posición baja y labios hipotónicos
  • Deglución atípica (la lengua empuja hacia delante al tragar)
  • Dientes mal implantados y mandíbula poco desarrollada
  • Sinusitis y otitis.
  • Trastornos de la audición.
  • Disfonía.
  • Falta de atención.
  • Retraso escolar.
  • Fatiga
  • Alteraciones posturales: aumento de la giba dorsal y de la curvatura cervical, hipotonía abdominal y pelvis en retroversión.

¿Qué hacer si el niño realiza una respiración oral?

Es importante tener en cuenta qué es lo que causa esta respiración patológica. Para ello es importante acudir al pediatra para una detección precoz y prevención de posibles trastornos posteriores. Además, de al fisioterapeuta y a partir de los 4 -5 años al dentista y al logopeda.

En niños con respiración bucal menores de 5 años, más aún si son menores de 3, aunque la causa sea una hipertrofia adenoidea, no se opera para reducir las adenoides, porque se vuelven a reproducir al cabo de unos meses, excepto que las apneas que hace el niño sean muy graves o que el número de otitis sea muy elevado y el oído corra riesgo de dañarse.

La intervención del fisioterapeuta en estos primeros años en que la cirugía está desaconsejada es muy importante:

  1. En primer lugar el fisioterapeuta se encargará de mantener la via aérea despejada de secreciones mucosas
  2. El fisioterapeuta especializado en fisioterapia respiratoria pediátrica enseñará a realizar el tipo de higiene nasal más adecuado para hacer en casa según la edad y las características del niño.
  3. Con técnicas de terapia manual trabajará sobre el cráneo y la cara del niño, que aún es flexible y maleable, para contrarrestar los efectos de una respiración bucal.
  4. En caso de que existan alteraciones posturales, proporcionará ejercicios de corrección postural y reentrenará sus músculos.
  5. Además se coordinará de manera interdisciplinar con el logopeda y el dentista en caso de que el niño esté en edad adecuada para hacer terapia específica miofuncional o para colocar algún dispositivo en el paladar.

Así que si vuestro bebé o niño respira por la boca no esperéis para acudir a un profesional, el trabajo antes de los 6 años es fundamental, ya que a esa edad y con la erupción del primer molar definitivo, la arquitectura de la cara cambia considerablemente haciéndose mucho menos plástica.

Si este artículo te ha resultado interesante o simplemente quieres dejarnos tu aportación, te invito a que utilices el hilo de comentarios. ¡Gracias! – Almudena Gil

Author Info

FisioPulmonar

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: